/* PERSONALIZACION DE LUIS

15/10/06

Cuidado con simplificar demasiado


En un post anterior explicaba una historieta sobre una sesión donde me tuve que tragar tres "demos" de ERPs y a uno de ellos lo etiquetaba como de "estar por casa". LibertaCom, tras adivinar el ERP que yo camuflaba con ese apodo, se extrañaba de que lo hubiese calificado así, y tiene razón, hay que explicarlo bien.

Resulta que esa etiqueta se la puso directamente el cliente después de ver la demo, y la razón no era más que su apariencia o look&feel, era muy parecida al interfaz de usuario de Outlook por lo que le parecía una aplicación ofimática en lugar de la potente aplicación de gestión empresarial que él esperaba.

No sirvió de nada la demostración de funcionalidades de la aplicación (muy alta) , ni nuestros esfuerzos para hacerle ver que eso en realidad era una ventaja, que los usuarios estarían más cómodos, etc.
Supongo que mi cliente pensó que ya que se iba a gastar una pasta pues que se notase. Como atenuante hay que decir que el nivel profesional de los consultores era inferior al de los otros dos.

Moraleja: a veces simplificar demasiado puede devaluar el mensaje. ¿Triste, no?

3 comentarios:

LibertaCom dijo...

Aún a riesgo de estar equivocado.
Las estadísticas de los éxitos en la instalación de un ERP son bastante peligrosas. En la mayoría de los casos o fracasa directamente o solo parcialmente y se termina usando de forma paralela a sistemas antiguos, hojas de cálculo, bases de datos caseras, etc.
Uno de los principales catalizadores de ese éxito son los usuarios. Si ellos no se implican con el cambio al final todo el esfuerzo será inútil. Y desde luego a esto ayuda un ERP amigable con el usuario.

Supongo que el bajo nivel profesional venía determinado precisamente por el bajo nivel que les requería el propio ERP. Que desde luego de "andar por casa" no tiene mucho, aún a pesar de sus problemas de identidad ;)

Todo esto a la larga se traduce en menos horas de implantación, menos dificultadas, menos cambios, y menos dependencia del implantador.
Y no solo eso. La empresa es un organismo vivo que cambia y donde se incorpora constantemente nueva gente e intereses. Usar un ERP complicado dificulta y encarece las nuevas incorporaciones de personal.

Supongo que de esto se puede dar cuenta mas tarde o temprano tu cliente y me parece que será determinante el sistema de gestión que utilice actualmente. Porque no creo que dé el salto hacia las nubes de los ERPs desde Contaplus. Las personas tendemos a ser conservadores y animales de hábitos. Hay que mimarnos para que cambiemos.

LibertaCom dijo...

P.D. Yo tengo un máxima con respecto a mis programas que trato de aplicarme siempre:
Si no puedo convencer al usuario de que está equivocado posiblemente el equivocado seré yo, y eso es un bug a solucionar.

Por ahora me está sirviendo para mejorar y descubrir interesantes funcionalidades.

Jaizki dijo...

Un producto no puede cubrir las necesidades de todos los clientes. Espero que haya más personas que valoren la simplicidad, que gerentes que valoren que se note que se han gastado un dinero, aunque la implantación sea un desastre.