/* PERSONALIZACION DE LUIS

23/10/10

El cubo de las pelotas



Mi padre a veces dice cosas raras. Esta mañana, después de mi clase de tenis, me ha dicho que no tengo que perder de vista el objetivo por el que hago las cosas, que por eso se me han caído todas las pelotas. Ya soy muy mayor, al fin y al cabo ¡tengo 6 años ya!...así que creo que he entendido lo que quería decir.

Todo ha pasado cuando al final de la clase, Xavi el monitor nos ha dicho que recogiéramos todas las pelotas de la pista (algo que no me gusta, ¡prefiero desperdigarlas!) y las metiéramos en el cubo que había en el centro. Me he concentrado en hacerlo bien (eso también me lo dice mi padre) y para eso he ido recogiendo pelota a pelota por el suelo. Cuando había cogido tres me he dado cuenta de que no me cabían más en las manos así que las he empezado a poner encima de la raqueta y a llevarlas como en una bandeja. Cuando llevaba ocho o más me tenía que agachar un poco para conservar mejor el equilibrio y cuando llevaba por lo menos diez ya iba totalmente encogido y mirando al suelo porque las sujetaba con el pecho para que no se cayeran... Cuando ya no podía más me he ido despacito hacia el centro de la pista pero guiándome por la red porque no podía levantar la vista.


¡Superdifícil!...¡de verdad!...Pero cuando he llegado al centro de la pista ¡el cubo ya no estaba allí!...Xavi lo había movido al lado de la puerta y al levantar la cabeza para buscarlo se me han caído todas las pelotas al suelo.
Mi padre en ese momento se ha reído y eso me ha enfadado mucho ¡No es justo, yo he hecho mi trabajo bien! ... ¡Incluso había sido el que más pelotas había cogido a la vez!
Después de reírse y al ver que yo estaba enfadado, mi padre me ha explicado que no se trataba de coger pelotas sino de meterlas en el cubo...


Creo que lo he entendido... no se lo he dicho pero la próxima semana cogeré el cubo e iré metiendo las pelotas a medida que las vaya cogiendo.



Me ha pasado esta mañana y así lo cuento más o menos adornado.

4 comentarios:

sgarturo dijo...

Grande!

Amalio A. Rey dijo...

Preciosa y brillante la metafora, amigo Luis. Me ha encantao, colega. Está tan abierta que permite un montón de lecturas. Sigo pensando en la historia, gracias!!!

tic616 dijo...

Muchas gracias Arturo!

Amalio, los hijos son siempre fuente de inspiración ¡y no sólo de forma retórica o figurada a veces hasta de forma real y palpable!
Muchas gracias


Las moralejas que yo extraigo ya las he esbozado en la historia: no pierdas nunca de vista el objetivo y no basta hacer el trabajo de forma eficiente (ser mejor que los otros) sino que hay que hacerlo eficaz (adecuado al objetivo)

Aitor | autohipnosis dijo...

Muy buena metafora. Lo que puede llegar a aprenderse mirando a nuestro alrededor.
Un saludo.