/* PERSONALIZACION DE LUIS

30/8/06

Espinita



Estoy MUY CONTENTO. Me han aceptado un proyecto en un cliente MUY IMPORTANTE. Este hecho de por sí ya podría justificar por sí sólo mi alegría, pero la cosa tiene más miga y me explico:

En mi anterior vida profesional como consultor, fuí el responsable de un proyecto en ese mismo cliente y que considero mi mayor fracaso profesional (el proyecto defraudó las expectativas de todo el mundo, se desgastaron muchas personas y nunca he visto tanta diferencia entre lo que se esperaba y lo que se entregó - además a un precio muy alto).

Además de la decepción del cliente, fue muy frustrante personalmente por lo que desde entonces he tenido como una espinita clavada que recurrentemente me hacía pensar en ese proyecto y que hubiera hecho de forma diferente si tuviera una segunda oportunidad. En mi descargo debo decir también que el proyecto no era nada fácil (de hecho ahora, cuatro años después aún siguen teniendo el problema que motivó el proyecto de marras) pero eso no me ha consolado desde entonces.

El nuevo proyecto no tiene nada que ver con el de mi espinita, pero me permite sacárme ésta un poco: el cliente, MI cliente, ha confiado en mí, esta vez sin estar arropado por la marca de la empresa de mi vida anterior - y eso, es MUY gratificante, profesional y, sobre todo, personalmente.

3 comentarios:

Angel M. dijo...

Si el cliente es suficientemente inteligente (cosa que no siempre ocurre), debe distinguir entre el rendimiento de las personas y las circunstancias en las que desarrolla su trabajo...Me ha pasado varias veces en proyectos de I+D con socios europeos, que no entendían la forma de trabajar de los españoles pero confiaban en mí como interlocutor...
Me ha gustado mucho tu blog y me he permitido añadirlo a mi blogroll...Enhorabuena y nos leemos !

CARMEN_R_PURAS dijo...

Pues nada, a demostrar lo que vales.
Un beso

El Informático Impasible dijo...

Enhorabuena; es verdad que es muy, pero que muy gratificante.
Que os vaya onito con dicho cliente.