/* PERSONALIZACION DE LUIS

13/12/05

Información: cantidad por disgregación


Se ha escrito mucho sobre la cantidad de información que nos abruma: que es inmanejable, que hay mucha paja, que hay que ser selectivo, ... etc. no me extenderé más porque el tema está algo manido ya, pero no por ello no puede aún empeorar: la cantidad de información no sólo aumenta porque se añade más y más por acumulación, sino porque lo ya existente se desagrega y descompone en trozos. Estos trozos se convierten a su vez en nuevos átomos de información, con lo que donde antes había 1, ahora, al trocearse en un proceso amébico continuo, no son 1/2 y 1/2 sino 2.

iPod (permite comprar por canción en lugar de por álbum), feeds (puedes suscribirte sólo a un trozo de una revista electrónica), Amazon (ha anunciado que va a vender páginas de libros sueltas) son ejemplos de esa granularización de la información.

3 comentarios:

Mr. Andorra dijo...

Yo no creo que sea malo, lo único es que se debe saber lo que se tiene entre manos, y saber utilizarlo. Veo que aprovechar las posibilidades de "lo digital" para consumir de una forma inteligente la información es bueno.

tic616 dijo...

No malo no es en sí como bien dices Mr. Andorra, pero va a aumentar más las unidades de info a manejar y por ende el caos que ya tenemos (al menos yo).
De hecho, los ejemplos que pongo, son claras ventajas ... bueno lo de Amazon aún no lo entiendo del todo. A lo mejor es que te dejan comprar sólo el primer capítulo del libro y si te gusta te compras el resto ... ya me imagino el juego que da esto: autores esmerándose más en el primer capítulo, aumento de ingresos por bajar el precio de comprar un trocito, ...

Telémaco dijo...

El problema es que todavía pensamos con la mentalidad de cuando el cuello de botella era conseguir la información ("la información es poder"), ahora ya no es así. Deberiamos buscar cual es el nuevo cuello de botella y dejar de seguir coleccionando información como si fuese lo más valioso.
Visto bajo ese punto de vista no tendría porque agobiarnos la cantidad de información existente.