/* PERSONALIZACION DE LUIS

21/12/08

Catarsis


Estamos de obras menores en casa y eso ha obligado a desmontar alguna habitación, entre ellas mi guarida - donde están mi PC no profesional (desde donde escribo la mayoría de estos posts) y mis libros.

Desmontar, en el caso de mi guarida, ha supuesto sacar todos los libros de sus estanterías, además de carpetas, libretas, notas, fotocopias, ... una masa ingente de recuerdos materializados, cosificados, en papel, tinta, plástico, cartón, y... polvo, mucho polvo.

Coger en mis manos, uno a uno, cada libro, ha sido una experiencia a veces muy agradable, otras dolorosa, ... no se como expresarlo, es como volver a vivir, rápidamente y sin orden, muchos momentos, buenos y malos. Desde mis imaginadas aventuras infantiles recorriendo mi isla misteriosa (siempre será para mi el mejor libro) hasta mis aventuras (de otro tipo) aprendiendo campos electromagnéticos y antenas con la fotocopia piratilla que tenía del Balanis, pasando por cursos como Finance Performance y Sales que recibí estando en la consultora industrial donde estuve tantos años.

Personas, sitios y momentos han vuelto como recuerdos que al tornarlos a vivir han vuelto a traer aquellas alegrías, decepciones, fracasos, triunfos, ...

El momento clave ha llegado al restituir todo a las estanterías. He tenido que reconocer que no tenía sentido volver a almacenar buena parte de esa masa, por muchos recuerdos que me trajeran. Me empieza a faltar espacio y la mayor parte de ese material no lo voy a utilizar nunca más y en todo caso lo podría recuperar electrónicamente seguro. Total que al final he tirado todo menos los libros y alguna cosa suelta del resto, que he creído por razones objetivas, que podrían tener alguna utilidad y que me sería muy difícil volver a encontrar. Nada, excepto algún libro quizá, se ha salvado por motivos sentimentales. Por unas horas he sido un ser sin piedad (o casi) que ha ido poniendo en sacos de plástico esos kilos de papel acumulados durante tantos años.

A cambio mi guarida ha ganado mucho espacio y orden, y en las estanterías caben más libros.



PD. Catarsis,
Del griego κάθαρσις, purga, purificación,
1. f. Entre los antiguos griegos, purificación ritual de personas o cosas afectadas de alguna impureza.

pero también

4. f. Eliminación de recuerdos que perturban la conciencia o el equilibrio nervioso.


8 comentarios:

Antonio Valle dijo...

ufff.... he tenido que pasar por varias de esas en mi vida, sobre todo cuando era un poco más trashumante.

Duele el alma. Lo siento!

Antonio

Odilas dijo...

Cuánto cuesta hacer eso!.
Y qué sabiduria para discernir lo esencial de lo superfluo.
En cualquier caso, un saludable ejercicio vital ;-)

Julen dijo...

Estoy con Odilas, un saludable ejercicio para airear parte del pasado y, ya que estamos, ir dejando cosas a un lado. Lo bonito está por llegar todavía.

Andrés Otón dijo...

Piratilla :-). Yo para sacarme la asignatura de antenas también me fotocopié el libro, porque vale una pasta. Pero como al final me gusto tanto, y me pareció tan bueno el libro, le dije a mi novia que me lo regalara por mi cumpleaños.

Lo tengo en una estantería como homenaje al esfuerzo y sacrificio que me supuso obtener la carrera de Ingeniero de Telecomunicación.

tic616 dijo...

@Antonio, bueno al final lo he racionalizado bastante y he sufrido menos

@Odilas, @Julen ciertamente que es muy sano hacer estas renovaciones simbólicas de vez en cuando aunque pensándolo bien, creo que el cambio/renovación/limpieza lo tenía ya asumido mentalmente previamente y por eso me ha costado menos

@julen y he aprovechado para ordenar la biblioteca también...


No lo he comentado pero mi pila de libros por leer ha aumentado porque he redescubierto volúmenes que me ha apetecido releer al tenerlos en mis manos. Un efecto +

tic616 dijo...

@Andres, desde luego que si hubiera tenido el libro no lo hubiera tirado. Hubiera sido un sacrilegio!
De hecho he conservado alguno de los emblemáticos aunque se que no los voy a utilizar nunca más

Anna dijo...

Dicen que los napolitanos preparan el Año Nuevo lanzando por la ventana todo aquello que ya no es útil. Considerando que se han visto volar incluso neveras, lo de tu guarida es un mal menor.

Consuélate: deshacerte de lo inútil deja espacio suficiente para la novedad. Seguro que los nuevos proyectos del 2009 llenarán con creces el vacío. ¡Feliz Año nuevo!

tic616 dijo...

@anna gracias por el consuelo. Es justo como lo estaba racionalizando pero algo tengo de ser irracional que no consigo quitarme de la cabeza que con esos papeles tirados se iba parte de muchos recuerdos que no estoy seguro de que vayan a volver...
Bon Nadal