/* PERSONALIZACION DE LUIS

23/1/09

Seamos prácticos


En el proyecto que contaba en mi post anterior, uno de los puntos críticos y más complejos, por la gran variedad de casos posibles y volumen de datos, era la interfaz entre el sistema comercial, un desarrollo a medida y el sistema financiero, un ERP estándar.

Era algo identificado desde el principio y en consecuencia ya se planificó una prueba intensiva y exhaustiva. Hasta un punto en el que a un mes del arranque ya se estabilizó el porcentaje de éxito al 95%, quedando un 5% restante, que ocurre en muy pocos pasos y que cuando se produce requiere un ajuste semi-manual en el sistema financiero, sin mayores consecuencias. Me disculparéis que me extienda en el rollo técnico pero es necesario para entender lo que quiero transmitir con esta entrada.

En este punto me encuentro, convenciendo al cliente de que más que centrarse en corregir ese 5% -que nunca será 0%- es mejor que se concentre en hacer que el proceso de corrección en el sistema financiero sea ágil y rápido.

Es difícil convencer a personas educadas en la tolerancia cero a errores en sus datos (son financieros y contables) que tienen que aceptar un margen de incertidumbre - que no es tal pues al final se acaba corrigiendo.

Y esta situación, en abstracto, me lo encuentro en muchos otros ámbitos. Nos empeñamos en ser perfectos, con un gran esfuerzo y aunque sepamos que no lo lograremos.

Y es que nos tenemos que acostumbrar a convivir con lo imperfecto. Seamos prácticos y realistas...y además se vive mejor.


Nota: a ver si me aplico el cuento y no soy tan perfeccionista con los posts, lo que hace que a veces me bloquee y publique menos.


Foto: Nautilus, como ilustración del número áureo, paradigma de la perfección, en la naturaleza

4 comentarios:

legnita dijo...

"Los perfeccionistas se bloquean" nos repetía una y otra vez uno de los mejores profesores que he tenido. Pero lo mejor fue la evidencia, sufrirlo en las propias carnes. Un día llegó y nos soltó un taco de hojas a cada uno sobre un tema nunca tratado hasta ese momento. La primera página era una relación de preguntas cuya contestación estaba en el montón que la seguía y nos díjo: "las respuetas están ahí y tenéis una hora". Resultado, los perfeccionistas, los que necesitan hacerlo todo bien tuvieron que leer todo y no les dio tiempo; al resto, les fue mejor.

Philippe dijo...

Si, deacuerdo, pero mucho ojo, por que a la que empiezas a tolerar puedes caer fácilmente en la chapuza!!! Administrar la tolerancia es muy, muy, muy delicado. Yo hablaría de que hay que ser un "perfeccionista de la tolerancia"

Antonio Valle dijo...

La clave del Six Sigma... tolerancia pre-establecida en función del coste que tiene subir al siguiente nivel de tolerancia.

A escala cuántica, todo es imperfecto. A escala macro-cosmica, podemos apreciar la perfección.

¿Dónde te quieres mover?

Filosofando en fin de semana

Saludos!
Antonio

tic616 dijo...

@leginta, buena anécdota. Ilustra bien el concepto

@Philippe, esa es la trampa que hay que evitar y me gusta eso de "perfeccionista de la tolerancia"

@Antonio, ya sabía yo que había algún japonés que lo había dicho antes. El balance coste-beneficio que lo gobierna todo como una ley universal de la naturaleza.