/* PERSONALIZACION DE LUIS

31/3/09

Pocos o 2000



Un compañero se cruzó el otro día por la calle con un socio de la megaconsultora donde trabajábamos antes.

Como es natural se preguntaron mutuamente como iba la cosa y el socio le comentó que estaban teniendo dificultades y le hizo la siguiente reflexión:

Vosotros sois unos pocos que más o menos podéis hacer de todo pero yo tengo 2.000 tíos que sólo saben hacer una cosa.


A mí me hace pensar.


Entradas relacionadas:

7 comentarios:

Antonio Valle dijo...

Uff!

Hay que vender mucho para darle de comer a 2000 tios que solo saben hacer una cosa: comer

Antonio

Anónimo dijo...

La situación que se está viviendo en el sector de la consultoría debería requerir una reflexión amplia, ya no por los gestores de las grandes consultoras, ¡qué no lo van a hacer!, sino por los que trabajan en la consultoría que son los que la hacen posible.
"Tengo 2000 tios que solo saben hacer una cosa" lleva implícito un enorme menosprecio de esos 2.000 profesionales a la vez que elude la responsabilidad sobre la capacitación y futuro de los mismos, pero esa es la actitud que nos encontramos en las mentes preclaras que dirigen estas empresas. Si el negocio va bien es porque soy yo quien lo dirige, si va mal es porque no tengo el equipo adecuado. ¡Pero qué desfachatez!
Pero no nos olvidemos de los clientes. Subcontratar para tener durante años al mismo equipo de profesionales, pero sin responsabilidad sobre ellos es un chollo cuando llegan estos momentos.
Y en medio cientos o miles de personas que ponen su carrera profesional en manos de unos y otros bajo falsas promesas o experanzas de llegar a ser contratado por el cliente o de escalar en la pirámide de su empresa. Y para ello trabajando sin horarios y sin recompensas.
¿La solución es la consultoría artesana, la consultoría a pequeña o mediana escala? No lo tengo claro. Estas empresas no dejan de ser empresas familiares o empresas de un grupo de amigos con lo que ello significa. Si topas con gente maja, genial. Si topas con paranoicos, procura darte cuenta pronto.
Quizás un poco más de regulación no le vendría mal a este sector, unas reglas más claras y justas para todos. Una competencia más transparente y sana. Y sobre todo que nos demos cuenta que los consultores somos lo mismo que los miles de empleados de las empresas del automóvil: estamos en empresas en crisis para las que somos obreros lamentablemente necesarios; Caigamonos del guindo y sepamos que el traje no deja de ser un mono de faena.

tic616 dijo...

@Antonio, algo más que comer si que saben seguro.

@Anonimo, vaya pedazo de comentario. Me has pisado mi comentario final que quería dejar cuando hubiera más opiniones, pero estoy contento - ya sabes que creo que lo mejor de este blog, pese a mi empeño en contra, son siempre los comentarios que vais dejando.

Estoy muy de acuerdo con que la frasecita es vejatoria y sobre todo injusta con los 2000. En realidad sí que saben hacer muchas cosas, el problema es que el que vende sólo sabe vender una cosa.

Los clientes creo que hacen lo que deben bajo una estrategia determinada de externalización: comprar servicios. Otra discusión es si esa estrategia es la adecuada en cada situación.

Las carreras profesionales de cada uno deben estar en manos de cada uno - y ya que estamos, NUNCA las debemos externalizar - siempre las debemos controlar.
Las consultoras industriales tienen una función importante en la cadena de valor de determinadas empresas y al menos en mi caso proporcionan una experiencia fundamental en muchos aspectos a sus trabajadores, no sólo los estrictamente técnicos. Yo recomendaría pasar siempre por una, aunque es muy cierto que no son todas iguales - hay algunas que son simplemente "cárnicas".

No hay que esperar nunca que una empresa, consultora o no, ni grande ni pequeña, te vaya a solucionar la vida. Esos tiempos se han acabado. Y eso no significa que la solución sea siempre la "empresa artesana". Dentro de una "industrial" cada uno se debería regir como si fuera un proveedor, no un empleado - como ves abogo por el modelo de "agente libre con marca personal", incluso dentro de grandes corporaciones.

Para bien o para mal, estamos en un tiempo en el que se está acabando el poder "relajarse" cuando tienes un contrato fijo - eso mismo es ya una ficción

La regulación del sector como dices creo que sería inviable en la práctica por la propia dinámica del negocio (este no es un trabajo de 9 a 5 que a las 5 te puedes ir esté como esté lo que tengas entre manos en ese momento) y provocaría rigideces que traerían finalmente más problemas.

No me extiendo más (o sí en un post más adelante). Muchas gracias por los comentarios

josempelaez dijo...

Lo de plantear como una hipótesis la regulación del sector de la consultoría me ha traspasado el alma. Me ha dejado "sin comentarios".

tic616 dijo...

@josempelaez, nooo... nos prives de tus comentarios que seguro que puedes decir cosas interesantes (o mejor, haz un post)

Anónimo dijo...

Con regular no me quiero referir a constreñir, enjaular,...
Quien haya trabajado en una consultora industrial sabrá que:
a) Respecto a las personas:
- No se respetan horarios de forma sistemática.
- No se respeta a las personas de forma sistemática. La falta de respecto, el despotismo, la "mala vieja escuela" es demasiado habitual.
- No se respeta el derecho al descanso ni a la planificación de la vida privada. La filosofía es que todo debe ajustarse al trabajo. La pérdida de vacaciones o aplazamientos a futuros años es demasiado común así como los trabajos en fines de semana sin la compensación que la ley estipula.

b) Respecto a los procesos comerciales:
- Sistemáticame se viola la obligación de confidencialidad respecto a las ofertas recibidas de la competencia.
- Sistemáticamente se hacen RFPs escritas para que gane fulanito
- Sistemáticamente se abusa de las relaciones personales en perjuicio de la competencia leal por méritos.

c) Respecto a la ejecución de los servicios:
- Sistemáticamente se incumplen tanto por el cliente como por el proveedor los acuerdos alcanzandos, pero claro, nadie quiere ir a juicio.

Cuando digo regular no quiero decir redactar más leyes, es obvio que me expliqué mal, sino simplemente cumplir las que hay y aplicar el "fair play", juego limpio de todos con todos.

Pero todo estoy ya está escrito en el libro blanco de la consultoría. ¡Pués lo que dice el libro!

Por último, efectivamente, no hay que delegar en nadie la responsabilidad sobre la carrera profesional. Es de cada consultor e intrasferible. ¡Es cuestión de supervivencia!

Sé que estoy siendo vehemente, pero hoy me he levantado así. Podría esperar a mañana, pero solo cambiaría el estilo literario y no el contenido.

tic616 dijo...

@Anónimo, no tienes que excusarte por la vehemencia porque expones tu opinión con respeto y razones detrás, y te lo agradezco mucho porque al final esto es lo mejor del blog.

Respecto a tu respuesta:
a) Me temo que estas "malas prácticas" no son exclusivas del sector sino características de cualquier entorno donde se trabaje por objetivos y el tiempo sea una variable que va en tu contra. Aunque no siempre es así en las consultoras industriales, al menos en mi caso concreto, donde me he encontrado jefes "malos" y jefes "buenos". Al final un "jefe" no es más que un "subordinado" al que se le ha ascendido - si es de mala pasta lo será en cualquier posición del organigrama.

b) Tampoco es exclusivo de este sector donde al menos hay RFPs! El mundo es así por desgracia en general.

c) otra vez creo que eso no es un problema sólo del sector. Mira otros, como por ejemplo las telcos con los consumidores por decir el primero que se me ocurre.

Lo de la regulación lo veo inviable sinceramente y con más desventajas que ventajas a medio plazo.


Pero a diferencia de otros sectores, ese esfuerzo personal y esas "penalidades" por las que se pasan, puedes, si estás en la actitud para ello, capitalizarlas en beneficio propio - coger tablas, aprender, hacer relaciones con gente que vale mucho la pena, ... hay que tomárselo así y tirar hacia adelante, porque si no lo haces así, como dice un amigo mío, TEUM (todo es una m...)

Ánimo y muchas gracias por pasarte por aquí y compartir tus inquietudes.