/* PERSONALIZACION DE LUIS

28/6/07

PowerPoint 2.0


No, no es que Microsoft haya revolucionado el Powerpoint sino que este año se cumplen 20 años de su nacimiento. Para bien o para mal, es la principal herramienta de trabajo de muchos - entre los que me incluyo.

Una curiosidad: si es cierto lo que pone la Wikipedia, la primera versión de Powerpoint, llamada presenter, fue creada para Apple Macintosh y Microsoft ya compró el producto el mismo año de su nacimiento, concretamente el 31 de julio de 1987.

2 comentarios:

Antonio España dijo...

Leyendo tu entrada estaba tratando de recordar cuándo hice mi primera presentación y que usé. No fue Powerpoint ni tampoco fue una presentación de trabajo.

Estaba en 3º de carrera y con un par de amigos promovíamos una BBS en la Escuela (¿se acuerda alguien de lo que era una BBS?). Sería el 92 ó 93 y la web estaba aún por inventar (o por conocerse). Era la época del Windows 3.11 y aún no había un claro ganador en la guerra de las aplicaciones de ofimática.

De hecho yo usaba Amipro para todo (luego Wordpro de Lotus) y con este programa hice la primera presentación, con el papel apaisado y usando letra gorda. Me encantaba aquel programa, y para hacer gráficos erá fantástico. El Word nunca le ha superado.

Como nota curiosa, para presentarlo a los alumnos en las sesiones informativas que hicimos, no usamos un proyector sino una especie de pantalla LCD transparente que se ponía en el retroproyector como una transparencia de las de toda la vida...

Por aquel entonces no conocíamos el Powerpoint. Luego ya, al acabar la carrera y para el proyecto fin de carrera, ya existía el Office y utilicé lo que creo fue la versión 2.0 para Windows 3.11.

¡Vaya! Te he contado mi vida en un comentario, pero es que has despertado sentimientos de nostalgia irreprimible... ;-)

tic616 dijo...

Hola Antonio, mi caso es más antiguo, me temo

mi primera presentación fue para el proyecto final de carrera en el 90 y utilizábamos un editor de texto para el texto, dejando huecos para los gráficos que sacábamos aparte en impresión directa sobre papel, nada de digital, (la mayoría eran gráficos generados por plotters desde instrumentos de medida).

Los gráficos los recortábamos a mano y los pegábamos físicamente en los huecos dejados para ese objeto.

Luego hacíamos una fotografía con un filtro de no se que tipo para que quedase el fondo azul y el resto, texto y gráficos, blanco.

El resultado final tras este laborioso proceso eran unas diapositivas, proyectadas de la forma tradicional.

¡Lo que hubiera dado por tener el powerpoint y la información en formato digital!

Por cierto como editor de texto usaba el ChiWrite, un editor que ya era gratis en aquel entonces y que te permitía crear fórmulas matemáticas complejas de forma muy sencilla