/* PERSONALIZACION DE LUIS

28/11/07

Interferencias


Era cuestión de tiempo que ocurriera. Un fabricante de software (ERP) se ha rebotado con nosotros porque interferimos en su negocio.

Por supuesto que interferimos, para eso nos paga nuestro cliente, para que no le enreden los preventas con sus charlas de Alicia en el país de las maravillas ni se la metan doblada en el contrato.

Nosotros filtramos y hacemos, en la medida de lo posible, que un proceso habitualmente proclive al
pasteleo y al embaucamiento se realice de una forma más objetiva y transparente. Soy consciente de que no siempre lo logramos pero al menos la situación queda clara, clarita...

En este caso concreto ni siquiera hemos hecho que perdieran la cuenta, simplemente ha coincidido que en dos proyectos (que han acabado ganando, porque es un buen ERP todo sea dicho) han tenido que ajustar su oferta, no sólo en términos económicos sino de calidad y alcance (además de evitarle al cliente un par de goles por la escuadra en la propuesta que ni los había visto pasar).


2 comentarios:

Joan dijo...

Ten cuidado donde buscas el pan que si se lo quitas a otro...

Esto es ley de vida, es normal que la gente se sienta amenazada cuando tiene una posición cómoda.

En todo caso, a veces no importa si te cuelan goles por la escuadra si el resultado final es satisfactorio.

Saludos de un asiduo lector pero que la mayoría de veces se siente con poca capacidad para aportar en los comentarios...

tic616 dijo...

Hola Joan, sí es una forma de verlo muy realista. De todas formas, esta forma es quizá idealista-utópica, creo que es más sano para el sistema económico en general que las relaciones contractuales sean transparentes y no basadas en pasteleos y verdades a medias que al final acaban causando problemas.

Gracias por ser lector y ahora también por los comentarios - eres muy bienvenido. No te cortes y participa, que de eso se trata.