/* PERSONALIZACION DE LUIS

13/11/08

No pasa nada

¿Cuántas veces os ha pasado que no se llega a tiempo a un hito "crítico", o que se va una persona "imprescindible" del equipo o algo "vital" deja de funcionar o no se dispone de ello en el momento y luego... no pasa nada?

¿No nos ponemos, a veces, presión innecesaria a nosotros mismos?, ¿no ponemos presión ficticia nosotros a otros para asegurar que ese otro hace lo que queremos... o al revés?

¿Realmente todo es tan importante siempre?

4 comentarios:

philippe dijo...

Real como la vida misma. El caso de un empleado que se marcha. Al principio parece un drama, luego pasan los días y resulta que no era tan imprescindible como parecía, luego empiezas a detectar la cantidad de cosas que se podían hacer mejor y que no te dabas cuenta hasta que no se ha ido...
Lo mismo con los hitos críticos que no se cumplen. A veces hsta pasan desapercibidos.
Otro caso que me gusta son las catástrofes. Se muere un disco duro de un servidor, tienes que informar a dirección: hay copia de seguridad, pero es de ayer; hemos perdido 8 horas de información... Y no pasa nada, se vuelve a entrar todo y ya está.
De todas maneras, todos estos casos tienen un factor común: ha habido un imprevisto pero las cosas estaban razonablemente bien organizadas. El empleado que se va, supone una parte del know-how de la empresa que se marcha pero sus proyectos estaban suficientemente documentados, el híto que no se cumple, resulta que realmente no era crítico y que el proyecto en general va bien, las copias de seguridad se estaban haciendo según el plan diseñado y asumiendo esas horas de pérdida... Y todo estaba así de bien por que alguien se había puesto una cierta presión, no innecesaria y estaba haciendo las cosas bien.
Una vez me dieron un consejo que me gustó mucho: Tienes que dormir bien pero te tiene que costar un poquito, vamos, que hace falta un poquito de presión, pero no demasiada.

josempelaez dijo...

Estoy de acuerdo en el exceso de presión. Lo que más suele pasar cuando se incumple algo es que alguien se deja unos puntitos de credibilidad (a menos que haya avisado y presentado opciones, claro).

Pepito dijo...

El miedo era útil muchos años para generar adrenalina y otras sustancias y poder huir de los leones.

Ahora (por lo general :D ) no tenemos que huir de los leones, ni nos tenemos que preocupar de que nos mate con una flechita envenenada una tribu rival en el día a día.

Seguimos teniendo la capacidad física de prepararnos para sobrevivir y podemos llegar a reaccionar más o menos igual si vamos a incumplir un hito de un proyecto que si nos ruge un león a 10 metros en medio de la sabana :D

Estamos mal hechos y tendríamos que cambiarnos el "firmware" :D pero no digáis que es fascinante jaja.

Saludos.

Ibai Peña dijo...

Totalmente de acuerdo, "No pasa nada".

Y voy más allá que philippe, da igual si las cosas están bien hechas o no, o si ha pasado una catástrofe o que se yo.

Todo da igual. La inercia es la que hace que las cosas vayan hacia delante. Aunque muchas veces pasa lo contrario, que tratas de ir más deprisa que la inercia, y te encuentras con que no es posible.