/* PERSONALIZACION DE LUIS

30/10/08

Oportunidades por la crisis


No se si ya lo he comentado en algún sitio pero la crisis para microempresas como la nuestra puede ser una oportunidad para ganar proyectos donde comprar por la marca ya no sea posible por las restricciones presupuestarias.

Es un debate que hemos estado teniendo en estos últimos meses. ¿Cómo nos iba a afectar la crisis?, ¿y a nuestros clientes?, ¿y a nuestros competidores?, y sobre todo, por lo que concierne a esta entrada, ¿a aquellos de los que no somos aún competidores?

Pues hoy ha sucedido algo que puede indicar por donde van a ir los tiros en los próximos meses: hemos ganado un proyecto, en una repesca inesperada, que hace seis meses escasos el cliente había decidido plantear a lo grande y que ahora, acuciado por sus menores recursos, ha decidido dimensionar de una forma más modesta.

Mi interpretación es que muchas compañías van a tener que prescindir de determinados sobrecostes como los asociados a la marca y estructura del consultor.
El factor a nadie despiden por contratar a X si el proyecto va mal va a pesar menos porque tiene un sobrecoste ahora más difícil de justificar.
El enviar al personal a Estados Unidos una vez al año (por ejemplo) para motivarlo tiene un impacto en tarifas que ahora es más difícil colar.

Por el contrario, los que acrediten que su capacidad es equivalente (o superior, ¿por qué no?) a esas consultoras de pata negra" (algunos hasta trabajábamos en ellas antes) y su precio es mejor, pueden aprovecharse para ganar determinados proyectos que antes les eran inasibles.


Y es que proyectos siempre hay que hacer, la clave está en facilitarle al cliente que sea posible llevarlos adelante (a ver si me aplico el cuento)



8 comentarios:

Arturo dijo...

Muy interesante la última reflexión. Ahora lo importante es saber como llevarla a cabo, porque eso es lo que tiene mérito y lo que determina quien no va a salir perdiendo de esta crisis. Como el que juega en bolsa y sabe que valores tiene que comprar y cuales tiene que vender.

Al final, todo en la vida es un juego de riesgo.

Anónimo dijo...

Creo que este post si cabe por el impacto que pueda tener a los muchos o pocos lectores de este blog, sirve muy bien para dar un aire de positivismo a la situación actual!

Y es muy buena la reflexión de que Proyectos siempre se haran, lo que claro esta es que tendremos que ser mas creativos en cuanto a contabilidad de costes para que esto posibilite que se vea reflejado en nuestras tarifas!!!

Juanitus Magníficus dijo...

Este post viene a decir lo que pienso. Ahora mismo, la microempresa (nanoempresa en mi caso) tiene grandes espectativas sobre todo si se hace lo que llevamos hablando hace tiempo. Networking y cluster.

Ahora mismo me está entrando más trabajo por varias razones.

Mis costes estructurales no son los mismo que los de una empresa de Madrid, por ejemplo. Esto me permite rebajar el precio sin hacer mucha mella en la rentabilidad de la empresa.

Ahora mismo, hay muchos proyectos que necesitan una nula presencia fisica ya que hay alguien que te está haciendo ese trabajo, no ha nivel de mantenimiento, sino más bien de relaciones públicas (networking).

Asi mismo, colaboro con otras empresas a las cuales asesoro y transmito know how y afrontamos proyectos conjuntamente (cluster).

Todo a un nivel de microempresa.

Y como dijo el barón de Rochard "cuando veas sangre en las calles es hora de comprar propiedades".
Extrapolemos.

josempelaez dijo...

Estoy muy de acuerdo. De hecho, tengo una entrada a medio terminar que comencé justo hace una semana, cuando leí una opinión de Carlos Blanco que no compartía. A ver si le echo un rato esta tarde noche.

Directivo Pyme dijo...

La estructura pequeña de las pymes hace que tenga muchas ventajas en una crisis:

- Menores costes
- Flexibilidad
- Personalización
- Adaptación

Esto puede hacer atractiva su oferta para clientes que en otro estado económico, ni la mirarían.

tic616 dijo...

Pues ya sabéis compañeros, a mover proyectos! Hay que aprovechar el momento.

Gracias por los comentarios

navarros dijo...

Totalmente de acuerdo, cuando se "apreta el cinturon" del presupuesto es necesario comprar lo "importante" dejando fuera lo superfluo. En mi caso esta pasando claramente y adivino que como en el tuyo, el cliente compra el valor evitando el lazo y el papel decorativo de la gran empresa.
Animo compañeros.

RafaG dijo...

Como comprador de proyectos, os cuento algo que nos acaba de pasar hace unas pocas semanas. No se refiere a consultoría TIC, pero es algo asimilable.
Necesitábamos renovar nuestra certificación ISO9000. El gran proveedor en esto es AENOR, marca más valorada y sensiblemente más cara que sus competidores (si, existen paralelismos con la consultoría). Otro grupo está formado por mmultinacionales con presencia en España que aportar, como "calor diferencial" el prestigio de su certificación para el mercado europeo.
Pero existen otras empresas locales, en crecimiento y con menos estructura que te ofrecen el mismo producto un 20-25% más barato. Repito la clave, el mismo producto/servicio.
Hace unos años contratamos a AENOR porque necesitábamos ese prestigio adicional. Ahora solo necesitamos el producto y el precio ha pesado mucho más en la elección.