/* PERSONALIZACION DE LUIS

25/2/08

Enfoques de implantación de un ERP

Estamos acabando el proyecto aquel de la lagrimita y ciertamente, aparte de complicado como pocos, está resultando muy instructivo. De aquellos proyectos que se disfrutan aunque se sufran. El proyecto, recuerdo, era una selección de ERP.

Económicamente no está resultando rentable, hemos incurrido (palabro de la consultoría industrial por excelencia) más horas de las previstas pero lo consideramos una inversión por lo que pueda venir después - que espero sea mucho ;-)

Como iba diciendo, está siendo muy instructivo porque, por una serie de razones que no vienen al caso, estamos teniendo la oportunidad de evaluar diferentes formas de entender un proyecto de implantación de un ERP, y que básicamente vienen definidas por el perfil de los implantadores (lo siento pero me niego a llamarles consultores)

Simplificando nos hemos encontrado estos tres approaches (otro palabro de la consultoría industrial):

Cuerpo de élite: Implantadores que conocen muy bien el producto que implantan y lo hacen a rajatabla - casi siempre encuentran la manera de hacerlo sin tener que salirse de la ortodoxia.
  • Traen perfiles muy especializados que van y vienen según toque.
  • Normalmente imponen el ritmo del proyecto y el cliente se tiene que amoldar.
  • Son eficientes y muy caros por lo que se procura que estén las horas justas.
  • Eso puede parecer que está muy bien pero hace muy difícil para el cliente sobrellevar el proyecto porque no siempre hay alguien disponible cuando el cliente se puede dedicar al proyecto - ya se sabe que en una implantación de ERP el cliente trabaja dos veces, en su día a día (que no puede dejar del todo) y en el proyecto propiamente... y lo primero suele tener preferencia (por cierto esa es la causa principal de los fracasos en las implantaciones de ERPs, pero eso es otra historia)
  • El resultado final suele ser un ERP bien implantado, a un coste razonable, con pocas modificaciones y en consecuencia fácil (en la medida de lo posible) de mantener en el futuro. Pero, eso sí, el cliente las pasa canutas durante el proyecto si no ha podido dedicar una buena parte de su tiempo durante el mismo.


Los guerrilleros: más que implantadores son especialistas en adaptar su producto.
  • Al contrario que los anteriores su filosofía es dime lo que quieres que yo te lo hago, aunque tenga que modificar el estándar de producto.
  • El cliente debe marcar el ritmo del proyecto porque el estado por defecto del implantador es estar esperando ordenes y cuando me llames vengo.
  • El resultado final suele ser un ERP implantado en un plazo largo (a ritmo cochinero), a un coste (de servicios) razonable y con muchas modificaciones a la configuración estándar (lo que supondrá un coste muy alto en el futuro).
  • El cliente sufre poco durante el proyecto pero ya verás después...


Infantería Prusiana: Al campo de batalla traen un par de capitanes y un batallón de soldados rasos - todos muy espabilados pero rasos.
  • Se apoyan en otras unidades que el cliente nunca ve y que les llaman algo así como Centros de Excelencia, donde suelen llevar la programación y otras tareas de baja estopa (que nadie se moleste que es una ironía) que haya que hacer.
  • Ocupan todo el espacio que pueden, especialmente las estanterías de manuales y binders
  • Los capitanes conocen bien el producto y la soldadesca ejecuta a ciegas y en masa las ordenes de sus oficiales.
  • El cliente siempre tiene a uno de ellos a su disposición, lo que le es muy cómodo.
  • No es eficiente pero el proyecto sale, aunque sea a martillazos.
  • El resultado suele ser un ERP bien implantado pero muy caro y de forma cómoda para el cliente.

Como podéis ver no existe el enfoque perfecto.


Ahora toca implantarlo pero antes hay que confirmar que continuamos.


13 comentarios:

Juanito dijo...

Jo tío, ma encantao.
El cliente quiere a Los soldados de elite, que le hagan el trabajo como los guerrilleros y la disponibilidad de la prusiana.

Los que más pasta ganan son los soldados de elite, ya que el cliente se amolda.
El guerrillero, como el cliente sea de los que no tiene tiempo y los objetivos sean la base de pasar facturas, las llevan claras. Y si a esos añadimos que el cliente no sabe lo que quiere, pos van arreglaos.

Y los prusianos, gustan, pero no te creas que la soldadesca sabe todo acerca del combate, algunas veces son los capitanes los conocederos de las envites, y no siempre estan por la labor de estar disponibles.
Y ganan pasta, si el coronel le ha vendido bien la moto al cliente, que si no, las pasan canutas.

Sergio Monge | Consultor de Marketing en Internet dijo...

Amén a esa claridad de ideas...

lboisset dijo...

Muy muy bien expuesto. No hay enfoque perfecto pero puestos a elegir ¿Que vais a recomendar? ¿Que va a elegir el cliente? Teniendo en cuenta que esté si va a ser un cliente bien informado me interesa saber qué hace con la información.

Julen dijo...

A mí también me ha gustado el símil. Me lo guardo en mi del.icio.us.

amalgamadeletras dijo...

[Económicamente no está resultando rentable ... pero lo consideramos una inversión por lo que pueda venir después] - Esta afirmación podría ser desarrollada y estudiada en un centenar de tomos sin repetir una idea... ¡El mundo de los intangibles! Siempre me he preguntado, cuando me enfrento a un razonamiento así tras evaluar la marcha de un producto, si no estoy ante la traducción al mundo de la empresa de ese refrán que dice 'mal de muchos, remedio de tontos'. (Y que nadie piense que le estoy llamando así; se trata de una reflexión personal que me hago a menudo).

Anónimo dijo...

Muy bueno el post, me ha clarificado ideas que tenia en un estado embrionario o aun sin nacer.

tic616 dijo...

Amalgama, la afirmación no se refiere al proyecto del ERP sino al proyecto de selección desde mi punto de vista - era un proyecto a precio cerrado que se ha alargado más de la cuenta y estoy perdiendo rentabilidad, aunque luego espero estar en la implantación como gestor del proyecto - de ahí lo de "inversión"

Anónimo dijo...

Solo falta el Consultor yo lo calificaria como Mercenario....
Salu2

tic616 dijo...

Anónimo, gracias por el comentario.
Mercenario es un adjetivo que se le puede aplicar a cualquiera: implantador, consultor e incluso al cliente - no está asociado al rol sino a la propia personalidad/actitud de cada uno

tic616 dijo...

Lboisset, se me había pasado contestarte. Aún no está decidido. Ya lo contaré. Además la mejor opción, tengo un post en mente al respecto, está relacionada con el tipo de cliente que está delante. A ver si este fin de semana encuentro el ratito que necesito para desarrollar el tema.

Un saludo

Jon dijo...

Hola

Yo personalmente tuve muy mala experiencia con los guerrilleros.Ya dice el dicho "prometer y prometer hasta meter , y una vez de metido nada de lo prometido". El primer ERP era de una consultora local y nos prometieron que haria lo que nosotros pidieramos. Al final, tras 5 años invertidos en dinero, tiempo y esfuerzos los mandamos al carajo.

El siguiente fue un estilo al soldado de elite. Pero esta vez ya fuimos con la lección aprendida y una metodologia de implantación propia, y este lo tuvimos rulando en unos 9 a 12 meses.

Lo más importante, como tú bien has dicho, esta dentro no fuera. Y a veces hay que ser realistas y procurar adaptarnos nosotros el cliente al ERP en una primera fase, para dejar las adaptaciones para cuando ya se tiene dominado el ERP ( a partir de 1 año aprox.) OJO, que no digo de no realizar aquellas adaptaciones imprescindibles, si no que hay que priorizarlas y no atacarlas hasta que el ERP esta perfectamente funcionando. Luego, muchos se dan cuenta que esa adaptación imprescindible ya no es necesaria.

Un saludo

Jon Herrero

tic616 dijo...

Gracias por el comentario Jon y opr compartir la experiencia.
Ojalá que todos los que se plantean implantar un ERP asumieran ese enfoque práctico de empezar con lo estándar y después ya vendrán las florituras - ¡cuánto sufrimiento y frustración nos hubiéramos ahorrado!
Un saludo

Senbei Norimaki dijo...

Buen post.
Según lo veo yo, ocurre lo que dice Juanito, aunque yo aún diría más: los consutores te envían al cuerpo de élite, arrancan con los guerrilleros, y cuando te pones farruco te sueltan a la infantería prusiana, a no ser que sea una consultora pequeña, que es cuando vienen siempre los guerrilleros prusianos de élite.

Nosotros estamos en la etapa de decidir qué "ejército" nos va a llevar al campo de batalla. Ya me iré pasando por el blog!